Estudio publicado en JAMA Internal Medicine