Revista Digital

Regresa ‘Hojas de Dedalera’ en una nueva edición

Cubierta de Hojas de dedalera de Victoria Álvarez. Esta es una ilsutración sobre un fondo negro de un corazón del cual brotan flores de dedalera

Molino publica una edición completamente nueva de Hojas de dedalera de Victoria Álvarez. La primera vez que esta novela vio la luz fue hace quince años, y fue su debut literario. Durante este lapso de tiempo, la autora ha crecido artísticamente. Hace un lustro, más o menos, yo leí la primera versión. Por ello el regreso a esta historia tan diferente, pero con el mismo corazón, me ha traído recuerdos en forma de pequeños flashes. Aunque, me gustaría destacar esa nota explicativa de la autora al inicio de la obra que me ha parecido muy afectuosa.

¿Qué historia nos podemos encontrar entre las páginas de Hojas de dedalera? Una de amor, misterio y amistad en el Londres victoriano. Annabel Lovelace es una joven con un traumático pasado y, además, es capaz de contactar con las almas en pena. Ello le llevará a conocer a Victor Rosenfield un joven lord cuya muerte se encuentra rodeada por el misterio. De este modo, ella le ayudará a resolverlo y él será su espíritu protector. Sin embargo, esto no es todo, pues Annabel tiene un amigo en Scotland Yard y una persona que no la tolera mucho. Tanto su trabajo como esto le granjea encontrarse en el punto de vista de alguien. ¿Está todo relacionado? ¿El pasado regresa cuando lo indagas en él o solo estaba esperando?

El trabajo que ha hecho Victoria Álvarez con esta novela se refleja en el resultado. Así pues cabe destacar varios elementos. Por un lado, el más evidente (y ya marca de la autora), la ambientación. Tanto los elementos históricos como la inversión en los lugares en los cuales se desarrollan la trama son una delicia que se mezcla con la narración de manera muy equilibrada. Por ello, se disfruta de los rincones londinenses, de los eventos sociales o el costumbrismo. Por otro lado, los personajes. Todos ellos están cargados de vida, de prejuicios, de estándares vitales, sueños y ambiciones de todo tipo. Destacan tanto los protagonistas, Victor y Annabel, como los secundarios, Ada y Heather. Resulta emocionante ver cómo estas piezas encajan en la trama policíaca o cómo evolucionan sus relaciones.

El  estilo de Victoria en  Hojas de dedalera consigue una lectura sencilla, porque se nota que tiene medida tanto la estructura como la fluidez entre descripciones, diálogos y acción. Ello invita a teorizar con el misterio, las relaciones interpersonales o que te sorprenda con referencias ocultas o relaciones con todo el llamado victoriaverso. También me gustaría señalar que la edición es preciosa, pero no solo a nivel estético con ilustraciones en los inicios de capítulo o en cada una de las partes de la novela, sino, también, en el texto. Esto que debería ser algo habitual, cada vez es más raro. Para terminar tan solo me queda recomendarte esta novela con misterio, amor, pero también con costumbrismo, un toque de fantasía, momentos divertidos y unos personajes inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *